lunes, 23 de marzo de 2009

Minuto y resultado

¡Hola! Ahora mismo no puedo escribir, tengo las lentejas al fuego. Os dejo sin más preámbulo ni teatrillo con Borja y su comentario de la clase de orientación socio-laboral.

La clase del último martes comenzó, como en días anteriores en el aula 10, esta vez había una novedad, íbamos a ver una película concretamente el diario de Brigdet Jones, en ese momento hubo división de opiniones unos a favor de ver la película y otros que no ponían muy buena cara y otros sin embargo que ni les agradaba ni les molestaba.

Celia, o la profe como la gusta que la llamen, repartió unos pequeños cuestionarios para después de ver la película rellenarlos y así describir como es la personalidad de Brigdet y conocer las señas de identidad de la protagonista y los personajes que hay a su alrededor.

La gente de clase, o los alumnos como a ellos les gusta que les llamen, sacaron folio y hojas para tomar apuntes sobre la película y que servían para después poder rellenar el cuestionario mucho mejor. Pensé que el cuestionario me iba a costar mucho hacerlo, tanta pregunta y descripciones que más que un cuestionario parecía un análisis clínico de Brigdet. Comenzó la película. Los alumnos estábamos pendientes de cada movimiento de Renee Zellwegger, de cada palabra suya y de las que salían de la boca de sus amigos y de la de Hugh Grant. Nunca antes había analizado una película de este modo intentando definir la autoestima de un personaje o anotando los mensajes que describiesen su personalidad, la verdad me pareció curioso. Brigdet parecía un libro abierto, la película facilitaba la labor de hacer el cuestionario, en ese aspecto agradezco que Celia escogiese esta película y no una de David Lynch. Terminó la película y nos fuimos al descanso no si antes escuchar comentarios de todo tipo como “que buena es esta película”, “el final es muy bonito, muy…de Hollywood” o del tipo “esta película con banda sonora de anuncio de compresas”. De vuelta a la clase, empezaba lo que de primeras iba a ser una ardua tarea, rellenar el cuestionario. La verdad es que la mayoría de los alumnos, yo incluido, anotamos bastantes rasgos sobre la identidad de Brigdet, lo que demuestra que cuando una actividad agrada a todo el grupo o que es compartida por casi todos, la clase no solo funciona mejor sino que estamos más atentos. Celia pensó mejor en anotar en la pizarra todas las cualidades, defectos y otros rasgos para definir al personaje de Brigdet Jones. Me sorprendió la cantidad de adjetivos, sustantivos y frases que aparecieron en la pizarra, lo que dio origen a un debate entre nosotros para poner en común cuales eran los signos identitarios más relevantes o los más se recalcan en la película. Lo que parecía un personaje con una personalidad bastante definida y un autoestima bastante baja, poco a poco nos dimos cuenta que era un personaje más complejo de lo que en un primer momento parecía.

5 comentarios:

Leonor de Aquitania dijo...

He estado alejada de la pantalla durante unos días y a la vuelta he visto la cantidad de información que ofreces... barón.
Muchas gracias por tanto link. Les echaré un vistazo a alguna de ellas.

Leonor de Aquitania dijo...

Una pena que no hayas podido venir a clase hoy "la profe". Espero que te encuentres mejor

Julieta dijo...

Al final todos somos más complejos de lo que parece a simple vista, verdad? Cuando se ve tan desde fuera, como espectador de una peli, es más fácil verlo: paradójicamente, muchas veces no caemos en todas las razones, motivaciones, conflictos... del que tenemos al lado...

Munchausen dijo...

'Bridget Jones' promueve de forma simpática unos valores lamentables. Pero es una película graciosa de ver.

la profe dijo...

Muchas gracias por el comentario Borja, me ha gustado mucho la definición que has hecho del proceso, de como algo que en principio podía parecer nimio, se convierte en una tarea algo más compleja y como tu impresión de lo que íbamos haciendo, de su dificultad o importancia, va modificándose a lo largo de la reflexión.
Al microscopio, las cosas en lugar de hacerse más sencillas se hacen más complicadas, y al mismo tiempo "el cuestionario que plantea la psicóloga loca esta, lleno de preguntas que no sé si podré resolver" cobra su sentido tras ver la película.
El cuestionario era una invitación a pensar, a ver como lo que hemos explicado en clase: identidades, autoestima, autoconcepto….forman parte de la vida cotidiana y de nuestras relaciones con las personas, no son entelequias para torturar a nadie.
Lo que hecho en falta del comentario es el debate final, tras: a) " los que postulan que se trata de un final made in hollywood" ( y como la peli no lo vale, la reflexión tampoco), b) los que como yo creemos que Bridget es un personaje muy normal, que no posee los atributos socialmente valorados por excelencia: delgadez e inteligencia y que sin embargo se las apaña bastante bien en el mundo y no tiene una autoestima tan baja como pueda parecer en un principio y c) los que como Benjamín y el barón de Muchausen creen que se trata de un personaje patético que "promueve de manera simpática valores lamentables".
Pese a la acusación que eso conlleva para mi como docente: "Celia promueve el alcoholismo y la falta de voluntad, vendiéndonos que Bridget no es tan repugnante",he de reconocer que no me incomoda en absoluto el desacuerdo, siempre que como hasta ahora, se formule desde el respeto y la argumentación, creo que es enriquecedor que podemos establecer debates en clase.

Me siento identificada con el proceso que describe Borja, aunque el mío es en un nivel macro. La primera vez que escogí proyectar esta película para reflexionar sobre la autoestima, lo hice desde otro enfoque, viendo como ella se va creciendo, como a través de la aceptación de Darcy, su autoestima mejora. También recuerdo la primera vez que vi la película, fue en el cine, me encantó, no paré de reirme, y sentí que Bridget y yo no éramos tan distintas, pero yo no era especial en eso, el éxito de la película reside fundamentalmente en la vulgaridad del personaje, miles de mujeres en el mundo se identificaron con alguna faceta del personaje de Bridget. Probablemente es uno de las primeras inmersiones cinematográficas en las que se presenta un personaje que no es perfecto y al que sin embargo las cosas terminan saliéndole bien. En esa mi primera vez que vi a Bridget, pensé lo que pienso siempre, que el cine es para soñar y que una tia como esa no se iba a ligar ni Hug Grant ni a collin Farrel.
Ahora que la he visto 500 veces, conozco mucho mejor a Bridget y cada uno de sus matices, puedo como dice Borja hacer un análisis complejo de su personalidad, con sus cosas virtudes y defectos, con sus potencialidades y limitaciones.

Lo que me gusta de la película como recurso pedagógico es que llega a todo el mundo, de cualquier nivel cultural, y que tiene un final impredecible pese a lo que muchos creen, pues lo predecible, la moraleja hubiese sido que aprenda a estar sola, estoy segura de que algunas feministas radicales habrían considerado un insulto que Bridget consiga un novio y sin embargo creo que es legítimo respetar el derecho ( por otra parte cargado de salud mental) de amar y ser amado.
Éste es uno de los pocos recursos pedagógicos que utilizo en todos los grupos y me llama la atención como los de nivel cultural alto, tienden a hacer análisis más superficiales, cuando debería ser al contrario, siempre sé que van a decir que es un “final made in Hollywood”, creen que han hecho su gran contribución y tienden a “apagar el sistema”, al final el debate termina en una crítica a la calidad de la película, en esta línea , fuera del debate del contenido de la clase, ¿por qué tuvo tanto éxito?, ¿ ni siquiera eso fomenta la curiosidad?, lejos de comparar a Bridget Jones, con los reallity Shows, ¿ por qué los intelectuales hablan de los seguidores de OT, como la masa de borregos? ¿ Por qué la gente tiende a creerse más inteligente que el resto del planeta?
¿ De verdad ser un intelectual consiste en dar por hecho que la mayoría de la gente es idiota? , ¿ Por qué con todo el tiempo que tienen para pensar no hacen reflexiones más profundas?, ¿ Por qué se sitúan tan fuera del mundo y su cotideanidad?

Creo que es difícil conseguir emoción con una película basada en la cotidianeidad que no conlleve un gran drama. Las películas sobre la cotideanidad sólo producen emoción cuando conllevan un gran drama como “ te doy mis ojos”, o “ Los lunes al sol”, “ American Beauty”, “revolutyonary road”. Es difícil identificarse con una mujer maltratada si uno no ha sufrido maltrato. Y las que quedan tan lejos de la cotideanidad, son para soñar o sufrir y evadirnos del mundo ( que es para lo que sirve el cine), y algunas ni siquiera consiguen producir emoción. Hace poco fuy a ver Slumdog Millionaire, soy la única persona que conozco a la que no le ha gustado, no me produjo ninguna emoción y sí la sensación de ser absolutamente predecible, con un final made in Bollywood. Para que los grandes dramas emocionen deben conectar con emociones reales aunque la historia sea rocambolesca, por eso me gustan las películas de Alejandro González.