viernes, 3 de julio de 2009

Olvídalo, Jack: es Chinatown

Ayer me robaron una webcam. Culpa mía, debí pedirle el DNI o mil duros de fianza. Lo decía Hitchcock, no trabajar con niños ni con perros. ¿O era que los actores eran ganado? Además, tardo una hora en llegar aquí.

¡Gracias, Señor! Por putearme de esta manera.

A lo que vamos: artículo de Ángel Noci. ¡Dentro, vídeo!

En la posición de la otra persona: la empatía, es posible

Hoy hemos asistido a un programa muy especial, iba dedicado por completo a una palabra que todos habíamos escuchado o nos sonaba pero que a lo mejor no sabíamos muy bien que significaba, hablamos de la empatía.

Gracias a la clase-programa de hoy la hemos podido conocer un poco más, la empatía significa coloquialmente para que todos lo entendamos, ponerse en el lugar de otro. Una definición sencilla y válida que señala la actitud de un sujeto hacia otro.

Bueno, para los que vayan a leer este pequeño artículo y no hayan tenido la posibilidad de estar en un estudio de radio, les puedo contar que está dividido en dos partes. La primera de ellas la parte más tecnológica, es aquí donde se sitúa el técnico de sonido con la mesa de mezcla y en la otra parte de la pecera (como coloquialmente se le puede conocer también al estudio) encontramos los micrófonos y el lugar donde se sitúa el presentador, editor y colaboradores.
Es verdad que el ejercicio de hoy era muy claro, hacerle ver a la profesora de la “asignatura” de sociolaboral que su materia no servia para nada o que habría que cambiarla y todo esto viéndolo como se dice coloquialmente “desde la barrera”, es decir, la profesora siendo un alumno-trabajador más.

Pero cual ha sido nuestra sorpresa que la compañera que ha llevado a cabo este trabajo, es decir, la que persona que tenia que ser la profesora de sociolaboral por un día, ha ido más allá, nos ha llevado a casi todos los compañeros a nuestro habitad natural, concretamente al mejor estudio que tenemos, al estudio 1, al estudio digital.

La verdad es que al principio ha sido un poco jaleoso, la gente estaba muy despistada sobre el papel que le “tocaba” representar en el programa, pero al final ha salido muy bien.

Durante el desarrollo del programa – ejercicio me he podido dar cuenta que la radio y creo que en cualquier ámbito de la vida, nos tenemos que poner en el lugar del otro o por lo menos pensar en la otra persona, para que todo sea tan compacto como un cubo de rubik.

Y por que digo esto, muy sencillo, porque en la realización de este programa puede decir que hemos participado todos, desde las opiniones que la editora ha mostrado en su programa como en el propio estudio para que todo saliera a la perfección más o menos, si no pensar cuando la técnico de sonido ha metido cuñas para organizar un poco las confusiones que existían en el estudio.

En este caso, observábamos un ejemplo de empatía ya que desde el otro lado del estudio notábamos que la editora estaba un poco perdida y nos hemos puesto en su “piel” y hemos pensado en lo más fácil y más radiofónico a la vez, es decir, subir sintonía o introducir publicidad, hemos “tirado” por lo segundo. Tengo claro que ponerse en la situación de la otra persona es muy complicado, pero es un ejercicio que debemos de realizar casi con asiduidad.

Incluso ponernos en la posición de la otra persona nos hace, esto que voy a decir lo aseguro más o menos lo he podido vivir, más humanos e incluso entender muchos comportamientos, opiniones etc.…

No sé si lo siguiente que os voy a decir lo habéis practicado pero creo que es muy interesante para entender la empatía y es lo siguiente.

Cuando vamos en un medio de transporte público como el metro, el tren, el autobús o incluso en el propio coche imaginar que esta pensando la otra persona de vosotros y todo lo que puede dar de sí lo que nosotros estemos pensando de esa persona. Por ejemplo, cuando una persona va durmiendo a las 7.15 de la mañana en un vagón de tren del metro, podemos pensar que no ha descansado bien por la noche, no ha dormido, viene de fiesta e incluso que viene de trabajar y se dirige a descansar a su casa.

Todos estos ejemplos se pueden dar, pero aquí podemos distinguir incluso el pensamiento por tramos de edades. Por un lado la gente mayor pensaría que si es un chico joven viene de fiesta y por eso va durmiendo, ya si bajamos el tramo de edad se piensa más que la persona viene de trabajar y va a su casa de descansar y ya si es gente joven se suele pensar que no ha dormido bien por la noche porque hacia mucho calor.

Este es un ejemplo que me acabo de inventar, pero os puedo contar uno que recientemente me ha ocurrido. Os cuento: Se imaginan acomodar a más de 100 personas en menos de 10 minutos y todos con la intención de entrar en los últimos 5 minutos pues sí, esto me ocurre la mayoría de los fines de semana cuando se realiza una obra de teatro en un centro cultural donde paso los sábados y los domingos. Este pasado fin de semana se realizaba una representación de final de curso de baile flamenco y ocurrió lo que viene siendo habitual cuando este elenco actúa en el centro, decir que únicamente pueden acceder al teatro 194 personas con su correspondiente entrada y butaca pero como siempre hay otras 194 personas esperando en el vestíbulo para entrar.

Su objetivo es claro, entrar como sea en el teatro para ver actuar a su primo, amigo, sobrino, vecino y demás, el mío que no entren. Yo les explico que no pueden entrar ya que las normas son claras, sin entrada no pueden pasar pero además por la propia seguridad de los usuarios, pero ellos en ese momento están obstinados con pasar y no hay quien les baje del burro.

En este caso a mí me daría igual que pase que más me gustaría a mí, pero las ordenes dadas por los jefes son claras cosa que la gente no entiende. Se imaginan que yo fuera a sus trabajos y les empezara a decir que hicieran cosas que no pueden hacer, qué pasaría, cómo reaccionarían y pensarían, a lo mejor sería en ese momento cuando se pusieran en mi lugar cada vez que les tengo que decir que no pueden entrar sin entrada al teatro.

Bueno creo que me ido un poco del tema sobre el programa de radio dedicado a la empatía, pero pienso que los diferentes ejemplos son muy identificativos con ponerse en la “piel del otro”.
Por último tanto en el programa de radio, como en cualquiera de los ejemplos existen las tres relaciones de la comunicaciones la pasiva (la persona que dice o hace lo que hagan el resto), la asertiva (la persona que asiente y luego ya veremos lo que hacemos) y por último la agresiva (la persona que no se mete en el papel de la otra persona, y lo suyo es lo correcto, la verdad, lo único posible en esta mundo y no da el brazo a torcer).

Antes de terminar creo que la “profe”, la verdadera “profe” nos ha dado una buena lección de porque debe existir este módulo de formación dentro de un TIOM (Taller Inserción Ocupaciones Municipal) dedicado a la comunicación. Claro está que incluso “la profe”, nos ha planteado cuestiones que nosotros mismos pensamos, como por ejemplo que las horas estén más repartidas durante toda la semana y no todo al mogollón en un solo día.

Bueno ahora sí que termino.

A todos los que os vais de vacaciones pensar siempre en la persona que tenéis al lado y sobretodo si está colorado decirle que se eche un poco de crema protectora…esto último es medio embroma. Pasar felices vacaciones!!!!

9 comentarios:

Leonor de Aquitania dijo...

Practicaré la empatía española este verano en tierras lejanas. Felices vacaciones a todos!!!

Julieta dijo...

La verdad es que va a ser raro estar en la radio sin algunos compañeros, que estarán desde mañana de vacaciones. O menos raro que en agosto, cuando falten más...
Hoy hablaba con Benjamín, esta es para mí una experiencia maravillosa, más allá de las dificultades que ha habido. La organización del trabajo en grupos, y el hecho de que todos (más o menos) hagamos las mismas cosas, al final termina siendo una oportunidad de aprendizaje en sí misma. Y yo, definitivamente, me quedo con eso, no con el vaso medio vacío. Y con mis compañer@s, cómo no!
A tod@s os deseo felices vacaciones, que descanséis mucho y volváis renovados. No os veré por un tiempo largo, y os echaré de menos!

la profe dijo...

Preguntaba ayer el barón si el TIOm finalizaba, NO. Sólo se dividen los grupos para las vacaciones. Estuvo muy bien la experiencia, de estar en el estudio. Ángel la ha contado desde su punto de vista. Ahora me toca contar mi parte. Ante todo decir que me divertí mucho. En Otras ediciones del TIOM, era frecuente que llevásemos la clase de orientación sociolaboral al estudio, pero este año no ha sido posible. No lo hacíamos siempre, pero sí de vez en cuando y siempre era una herramienta de motivación, aunque también era trabajo doble para ellos y para mí, pero como sucedió el otro día, nos proporcionaba la sensación de estar haciendo algo todos en equipo, yo ponía los contenidos, ellos el formato y por supuesto ellos ponían la RADIO. Así que, como el martes pasado, ellos manejaban el percal. Yo aprendía cosas, como a pedir micro, a imprimirme los guiones en letras enormes. Recuerdo una vez en la que Julio me puso a cantar para modular la voz, no sé si me puse tan roja como Julieta pero por ahí le iba. También el técnico participaba del sarao, aunque luego las piezas las editaba Fer, genralmente en los descansos, y yo le obligaba a cortar mis muletillas y ...emitimos muy poco de todo aquello, tan sólo las entrevistas, pero si bien el aprendizaje profesor-alumno siempre es bidireccional en este caso era doblemente bidireccional.
El otro día la alumna encargada de hacer el ejercicio de empatía, me pilló de sorpresa. Yo le había encomendado la tarea de exponer porqué no es necesaria la orientación sociolaboral, ella lo transladó a un programa de radio, con guiones para cada uno, opiniones suvizadas y teatralizadas. Cada uno de los tertulianos como cuenta Ángel Noci, interpretaba un estilo de comunicación. Pasivo, asertivo y agresivo. Los mismos argumentos expuestos de manera diferente ( del qué al cómo). También me habían preparado a mí el guión, pero yo me lo salté, lo cual produjo un poco de caos. Los argumentos, resumiendo fueron los siguientes:

EN CONTRA

- La orientación sociolaboral resta horas de otros aprendizajes que se consideran más importantes.

- La Orientación sociolaboral debería estar repartida a lo largo del curso, en sesiones de menos horas.

- La orientación sociolaboral es psicología y ellos no son psicólogos.

- Sólo hemos empleado una sesión en el CV ( tengo que desmentir este rumor, ya que se emplearon 3 sesiones, 1,5 de teoría y 1,5 de práctica, un total de 9 horas)

ARGUMENTOS A FAVOR:

- Trabajamos en la Agencia para el empleo, concretamente en CANAL EMPLEO MADRID. El objetivo de esta entidad es la inserción laboral, para lo cual la formación es una herramienta. Decir que orientación sociolaboral es una tontería equivale a trabajar en Greenpeace y proponer no reciclar papel.

- Da igual lo bueno que seas, el talennto que tengas, la orientación sociolaboral es la vía para darse a conocer, para que alguien pueda ver ese talento, es el comienzo.

- En los tiempos que corren, lo más difícil, no es encontrar un trabajo sino mantenerlo y promocionar o cambiar a un sitio mejor y eso implica habilidades, gente preparada la hay de sobra, como publicaba María fernández hoy en el 20 minutos y esta sobrecualificación aumenta con el paro, porque la gente se pone a estudiar, hacer cursos, etc...así qué si todos tienen muchos títulos qué más puedes aportar tú?

-Las empresas valoran las habilidades/capacidades, por encima de los conocimientos, es la ley de la oferta y la demanda, hay mucho conocimiento, pero poca gente centrada en aportar algo más, además los conocimientos son más fáciles de aprender que las habilidades.

- Por último, debido al alto nivel cultural del grupo de alumnos, las clases se han convertido en habililidades de Coaching y Counselling. Un lujo al alcance de muy pocos, tanto como los estudios de los que disponemos. Y algo que les hará sobresalir cuando se encuentren con esta formación en una gran empresa, porque ellos ya irán bien preparados.

Julieta dijo...

De nuevo yo, qué raro...
Miraba si había más comentarios y nada... Así que pensaba dos cosas: una, que extraño los de Leonor, Lexatín y Slowla. La otra, que cuando alguien empieza un tema, es lindo que siga el diálogo (a menos que no quiera, claro), porque si no uno se queda un poco hablándole a la pared... Pero bueno, puede que sea una reflexión un poco transochada, aunque no sea tan tarde.
Otro día les voy a contar algo sobre una costumbre muy mía, la de tomar mates.

la profe dijo...

Que lo cuente!!!!, no es hablarle a la pared, aquí seguimos, es cierto que probablemente algun@s tertulianos estarán de vacaciones, los del TIOM y los que no lo son, pero aquí estamos, como poco el barón y yo, deseando que nos hables de los mates.

Besos

Julieta dijo...

Bueno, en realidad esto viene a cuento porque casi todas las mañanas, en esa media hora de descanso me apetecen unos mates, pero no sólo por tomarlos sino por compartir con vosotros ese significado que tiene para nosotros. Poquísimas son las veces en que el mate se toma por la sed o porque te despierta (yo creo que no tanto como el café), sino por lo que supone: es un gesto generoso del que lo ceba, que te lo da cuando te toca, que lo arregla cuando está mal, que cede por dártelo como te gusta, y muchos otros etcétera. Pero creo que todo esto lo ha resumido muy bien Hernán Casciari, el mercedino que escribió el blog de una mujer gorda, que pasó a ser libro bajo el título de "Más respeto que soy tu madre": http://mujergorda.bitacoras.com/cap/000131.php
Tanto es así que ha pasado como las cadenas más ridículas, pero logrando al final una sonrisa cómplice de los materos y una buena cuota de emoción si de pronto era invierno, llegaban las fiestas y sabías que alguien hubiera dado cualquier cosa por tenerte más cerca y poder cebarte un amargo o como lo prefirieras... Os prometo una linda mateada, cuando queráis y como queráis. Hasta se lo puedo hacer dulce para Lour!

Julieta dijo...

Lo de seguir los comentarios no iba con la intención de que le estoy hablando a la pared, por favor, no me malinterpretéis. En realidad iba en especial por el comentario que la profe dejó caer al pasar sobre si colaba que ella fuese el Barón, aunque también hay otras líneas de conversación que quedaron abandonadas porque llegó un nuevo post. Pero no hay problema, también algunas cosas son para decirlas y que el que se sienta aludido las responda... o no...

la profe dijo...

Nunca he probado el mate, sin duda me apunto, ayer estuve en el museo de la biblioteca nacional, uno de mis edificios favoritos de madrid...Al final de la exposición, hay una parte dedicada al café. En la historia de España, los grandes escritores necesitaban del café y las tertulias literarias siguen una ruta por los cafés de Madrid, generalmente de madrugada...el café se ha perdido socialmente como el mate pero sigue anexo a algunos terrenos como el literario. Café y literatura parece ser, son indivisibles ¿ bebes café Munchausen?

Munchausen dijo...

Nunca probé el mate.

El café lo tomo para leer la prensa gratis. Si me preguntan si me gusta... Yo diría que no. Es como el tabaco, un horror cotidiano.