jueves, 14 de mayo de 2009

An atheist reborn

Una amiga de mi señora, conocida por su carácter huidizo y embarcada en unas largas oposiciones, encontró trabajo como asistente de biblioteca. Bromeando, le dije cuánto mejoraría su calidad de vida. Sobre todo, en lo que respecta a las excusas que ponía para evitar la vida social al pasar del "es que tengo que estudiar", que nadie se cree, al "es que tengo que trabajar", que recibe comprensión, apoyo y conmiseración unánimes.

Yo también "tengo que trabajar", pero debo decir que cada vez lo llevo mejor (ya puedo, ahora sólo debo atender a ocho personas al mismo tiempo, cuando las dos primeras semanas me enfrentaba a cuarenta). Debo confesar también que esto me va gustando cada vez más y me voy convenciendo de que he logrado salir del capilar (vivir, hipotecarse y morir en una capital de provincia; trabajar en un periódico sin poder hacer periodismo) y meterme en un arterión bombeando sangre nueva como si no hubiera un mañana.

Cambiar de vida ES posible.

A petición de La Profe, nuestro pequeño homenaje al difunto Vega.



La profe dice:

No habla de empleo, y sin embargo...a mí siempre me recordó a ese sentimiento que uno tiene por primera vez cuando lee textos sobre la resiliencia ("en un mundo descomunal, siento mi fragilidad"); a los duelos con uno mismo ("lucha de gigantes"); a los miedos ("creo en los fantasmas terribles de algún extraño lugar"); a los vínculos como única alternativa al miedo ("y en mis tonterías para hacer tu risa estallar").

En un contexto laboral como el que tenemos y a pocos meses de finalizar nuestros contratos, con la competitividad del mercado, ¿a quién no le da miedo la enormidad? Antonio Vega no es precisamente un ejemplo. Bueno, yo no soy quién para juzgar, pero lo veo más bien una víctima de la enormidad y de cómo el talento es condición necesaria pero nunca suficiente. En cualquier caso, a mí esta canción siempre me produjo una enorme emoción y quisiera compartirla con vosotros ("si es que acaso hay alguien más aquí").

14 comentarios:

Leonor de Aquitania dijo...

Comparto con vosotros un artículo que he visto hoy en la web sobre empleo y cv's. Ahí va.
http://www.quecursar.com/que_no_te_enganen_al_buscar_un_empleo.asp?mdl=M0201&d=Y

la profe dijo...

ya lo sabemos tienes que trabajar!!! y ha pasado de ser un infierno a bombera sangre nueva, conozco esa sensación pero por favor, sé que estás muy ocupado, pero danos detalles, descríbelo, tu con palabras eres capaz de dibujar hasta cuatro dimensiones, como aquella vez que me dibujaste un hipercubo, ´he de decir que estás muy rata con las palabras.

la profe dijo...

Está muy bien Leonor, el link, clarito, muy clarito. Me gusta, me lo apunto

la profe dijo...

No sé porqué cuando se habla de yacimientos de empleo no se cita la fisioterapia. Creo que la agencia para el empleo haría bien invirtiendo en un TIOM de fisioterapia.
Siempre he oído que nuestro sistema sanitario se encuentra entre los mejores del mundo ( no quiero pensar como son los demás), debe serlo, pues al menos todos tenemos derecho a la asistencia sanitaria gratuita; es decir, a 10 minutos de consulta.
Sábado 22: con algo, me tuerzo un tobillo bajando una escalera, no me duele mucho así que no hago mucho caso.
Domingo 20:00: empieza a parecerme sospechoso tener el tobillo del tamaño de una morcilla teniendo en cuenta que estoy tomando 150 mg de Voltarén. Apenas duele, teniendo en cuenta que estoy tomando media farmacia, empiezo a pensar que una visita al médico sería lo más responsable. Me acuerdo del accidente, si me hubiesen hecho las correspondientes pruebas, ahora no estaría tomando media farmacia y gastando mi escasa fortuna en fisioterapia. Decido ir. Por supuesto no voy a ir al clínico, a parte de ser amoral ir a urgencias con un esguince, no tengo ganas de estar en la sala de espera hasta as cuatro de la mañana. Urgencias del centro de salud. El médico me pregunta qué me duele, le cuento, me descalzo, lo mira de reojo, ni lo toca. Le digo que tomo Voltarén , me dice que no hace falta que tome nada más ( ya lo sé) y me pregunta cuándo fue mi última regla, estoy a punto de alucinar, como soy curiosa le pregunto poqué me hace esa pregunta, me dice que es para ver si puedo estar embarazada, le pregunto que porqué no me lo pregunta directamente ( aunque no entiendo que tiene que ver con el tobillo) me dice que le parece muy embarazoso, valga la redundancia preguntar directamente si puedo estar embarazada ( es por la medicación me dice), pero usted no me va a recetar nada más ¿no? No ( contesta) y me explica que es la costumbre. ¿ Es médico o funcionario?. Voy a la sala de curas, me ponen una venda y me dicen que reposo absoluto y que al día siguiente al médico de cabecera. Le explico que vivo en un 5º sin ascensor, por lo que bajar al médico implica no reposar. El lunes bajo al médico que ve el parte y me dice reposo, vueleve el jueves. En fin, 4 días de reposo, me lo tomo bien, me gusta estar sentada en la terraza y que me cuiden.
Juves 16.15: vuelvo al médico, me pregunta si me duele, es imposible que me duela con el tratamiento del cuello, ¿ crees que puedes andar? ( yo esperaba que me lo dijese usted), pido el alta, no tiene ninguna intención de mirarme el pie, así que si me duele ya volveré. De ahí al fisio, le digo que cambio de planes, que le eche un vistazo al tobillo. Me descalzo, lo toca, lo mueve,le parece que está aún demasiado hichado, me hace cosas, me enseña unos ejercicios, recomienda que ni haga el bestia ni me esté quieta del todo( por lo visto lo del reposo absoluto ya no se lleva). me pone el neurotype, de color azul, bromeamos, guardate el azul para el cuello que me da vergüenza ir con tiras rosa y hace ya calor para llevar cuello alto.
Me voy contenta de gastarme la pasta y pienso...esto debería ser gratis, o al menos todo el mundo debería saberlo, si lo hubiese sabido cuando me la pegué con el coche...10 años de estudios de medicina, versus 3 de fisioterapia. No sé quien sacará más pasta, la fisioterapia no es que sea barata precisamente.
En realidad, mi deformación profesional me dice que la mayor parte de los dolores son somáticos y relacionados con el estrés, ergo, somos carne de fisioterapia, el alivio del dolor no tiene precio.
Ahí donde hay una carencia hay una oportunidad de empleo. Propongo que nos hagamos fisioterapuetas, además la gente vive mucho ahora ... Yo porque ya soy psicóloga y la Seguridad Social tampoco cubre todas las necesidades de salud mental...pero verdaderamente me pregunto qué hacemos aquí pudiendo ser fisioterapuetas.
En 3 años tienes curro asegurado, ¿ podemos decir eso de nustra situación actúal?
y para terminar vip, vip hurra por mi fisio, lo que tiene dedicarle una hora de tiempo a algo/alguien, resulta que uno va y mejora.

Slowla dijo...

Un buen tema para el debate: Sanidad Púlica o Privada
El relato que describes es una clara crítica a los servicios públicos de salud, basada en tu experiencia. Lo que te ha sucedido con la atención primaria es lamentable, pero una vez más, uno no va a urgencias porque significa estar en una sala de espera hasta las cuatro de la madrugada, idea que no se corresponde con la realidad en todas las ocasiones. Es la mejor opción si uno quiere ser examinado por un especialista, en tu caso un traumatólogo y con toda probabilidad una prueba radiológica para descartar una fractura. Confiemos en que tu fisioterapeuta haya acertado con el diagnóstico y el tratamiento, ya que cuando nos dirigimos a los servicios privados de salud, a la lesión original se suma la que sufre nuestra cartera.
Saludos Saludables

la profe dijo...

SANIDAD PÚBLICA, para mí no hay debate, obviamente no fui a urgencias de un hosipital, no porque me diese pereza esperar ( bueno también), sino porque es amoral, a urgencias de un hospital sólo hay que ir si realmente no puedes esperar, ya que si no pones en riesgo vidas. Cuando yo me la pegué con el coche, me llevó el Samur al Gregorio Marañón. Llena de cables, yo estaba consciente y pensaba Dios mio me voy a morir, porque vas entubado y con electrodos por todo el cuerpo, ahora sé que es sólo un protocolo. Y en la sala del hospital esperé 4 horas, asustada más que nada, obviamente en el samur ya sabían que mi vida no corría peligro, se trataba de que el médico comprobase que no había una hemorragia cerebral. Por cierto no sé si sabéis que el samur está compuesto por una persona que cobra por su trabajo y tres voluntarios, todos los SAMURS, yo hasta este año mo lo sabía, es el mejor servicio de urgencias y son voluntarios, voluntarios que salvan vidas, olé sus cojones, pero en mi opinión ese debería ser un trabajo remunerado. Lesiones: una costilla rota, una lesión en la rodilla y otra algo más grave en las cervicales. Me hubiese jodido que alguien hubiese estado en la sala de espera con un esguince, así que yo nunca voy a urgencias de un hospital si no pienso que verdaderamente no puede esperar. Pero urgencias a parte, el problema es el de siempre, no hay recursos suficientes. El problema no es del médico, el médico tiene 10 minutos por paciente, porque hay pocos médicos, eso a su vez le estresa y cabrea y se acostumbra a ir demasiado deprisa, creo que la sanidad pública sigue funcionando muy bien para las cosas graves, pero para las cosas del día a día, para el dolor por ejemplo...
Es una cuestión de dinero, siempre es una cuestión de dinero, es más barato vendar un pie y decirte que te estés quieto que una hora de fisioterapia, que supone el sueldo de una persona, lo mismo pasa en salud mental, es más barato recetar psicofármacos ( que conste que no estoy en absoluto en desacuerdo con ellos, hay que tomarlos cuando hacen falta, pero no basta con eso) que pagar psicólogos. Al final tienes dos opciones o te jodes o pagas pero al final , todos tenemos un precio, todo depende de lo que te duela. La cuestión es que las industrias farmaceúticas son el gran negocio mundial y con el dinero que ganan podrían pagarse otros profesionales que hacen falta en el sistema sanitario.

la profe dijo...

A veces el blog se nos va por otros derroteros, me estaba dando cuenta Munchausen, que le he prestado poca atención a tu publicación, me había acostumbrado a que escribieses poco, lo leí deprisa y me quedé con el final , con lo de bombeando sangre. Al releerlo, reparo en la anécdota de la bibliotecaria, no necesitas excusa, todos entendemos lo que implica empezar a trabajar en un sitio nuevo. Sé que ahora la cabeza te funciona a mil, bombeando sangre...y no he sido muy empática tratando de exprimir todo eso. Como alumnos o usuarios nunca lo somos. Si atiendes 8 personas a la vez, el mundo es tuyo, no hay nada más interesante ni nada más cansado que la gente.
Cuando voy a una entrevista de trabajo y me preguntan qué es lo más importante que he aprendido en la agencia para el empleo o qué puedo aportar yo...o cosas de ese estilo, siempre contesto lo mismo (más que una respuesta preparada es el fruto de una reflexión). He aprendido a ser una superviviente ( eso sí está preparado, es el golpe de efecto inicial), llevo 5 talleres diferentes con colectivos muy diferentes ( algunos de ellos impresionan mucho al entrevistador, aunque en la práctica no son más problemáticos unos que otros, o al menos no siempre), cada taller tiene un director y unos monitores con los que debo llegar a acuerdos, 5 directores + 2 x 5 monitores = 15 compañeros que sólo veo un día por semana, nada más entrar en el centro me ponen al día de lo que ha pasado, cada director/monitor piensa que su taller es el único, así que piden, y después 80 alumnos, con dos tendencias actitudinales: a) resuélveme la vida ( y lo entiendo, es su vida, es su curriculum, para ellos no existen los otros 79 ) y b) ¿ esto para qué sirve?. Así que yo le digo al entrevistador, estoy condenada a entenderme con 95 personas y a cambiar el chip, cada día en una punta de Madrid, soy una superviviente y creo que lo soy Barón, he tenido 400 alumnos, a unos les he gustado más que a otros pero aun no he tenido un problema con ninguno. Es muy cansado sobrevivir, cada una de esas 8 personas se siente única, pero se bombea sangre de una manera...y en el ínterim, siempre hay alguien que te sonríe, que disfruta con lo que enseñas, influyes en la vida de alguien, de hecho, en tu caso, la gente que no sabe usar el ordenador lo tiene muy chungo, su vida va a mejorar mucho y vale la pena. Y no sé si pensabas que serías capaz de esto, no sé si echas de menos un periódico en el que no puedes hacer periodismo, pero...yo estaba pensando que en la medida en la que publiques, aunque sea online, serás más periodista que nunca, porque no creo que se pueda hacer buen periodismo sentado en una oficina. Es como lavar la ropa sin mojarse las manos... ¿ si, no qué opinas, qué opináis los de la radio?

Slowla dijo...

Yo creo deberíamos tener claro todos es cual es la finalidad y el objetivo de este blog. Cuando terminemos el Tiom, tendremos que buscar alternativas para ganarnos la vida, y con un poco de suerte, un buen equipo, medios técnicos y mucho trabajo, será una buena salida un buen proyecto de programa de radio.

!Saludos radiofónicos!

Profe, que si que ya se que urgencias es para urgencias.De cualquier forma, me alegra saber que la fisioterapia ha solucionado tu problema, asi que espero que el mártes nos volvamos a ver..

Munchausen dijo...

Sobre currículos, creo que hay que tener un currículo-supermercado en el ordenador con TODO (salvo los escalones inferiores de la formación académica... si somos licenciados nadie quiere saber qué nota obtuvimos en el instituto), e "ir al supermercado" cada vez que queramos preparar una nueva receta-currículo.

Munchausen dijo...

"Donde hay una carencia hay una oportunidad de empleo".

Debemos ir con cuidado. El otro día dijo David Taguas, representante de los ladrilleros españoles, que no creía que hubiera que cambiar de modelo económico, como ya ha reconocido incluso su ex jefe el presidente del Gobierno en el reciente debate sobre el estado de la nación.

Decía Taguas que "los españoles quieren tener una vivienda, una casa en la playa, salir a restaurantes, más AVE y carreteras".

Dedicarnos a hacer esas cosas que supuestamente queríamos tanto nos ha lanzado a una depresión económica de características inéditas en la historia del capitalismo.

Munchausen dijo...

"Que vuestros alimentos sean vuestras propias medicinas"

El PIB (y la consecuente recaudación de impuestos) va a caer un 30% y no se recuperará en los próximos 15 años.

Sugiero una mala salud de hierro y mantenerse lo más alejado de la sanidad pública (también de la privada) durante ese periodo.

Munchausen dijo...

Hacer periodismo sin salir de una redacción es como filosofar sin alejarse de la estufa... Se te ocurren ideas geniales, como que piensas, luego existes, pero también chorradas como pianos, como que Dios existe porque tiene que existir.

Lo que yo hacía no era periodismo.

la profe dijo...

¿ Y lo qué haces ahora? , ¿ Te gusta? , ¿ Te enriquece?, ¿ cómo lo llamarías?

Slowla, la fisioterapia tampoco hace milagros, el martes iré a clase, pero es probable que pase más tiempo sentada que de pie, tratadme con cariño.

Aprovecho para recordaros que el miércoles de nuevo toca esfumato, esta vez en la sala clamores, 21.30 me parece, creo que suelen hacer descuento con carnet de estudiante universitario ( al menos en el útimo concierto de Jerry González lo hacían). Con o sin descuento, yo no me lo pierdo

Julieta dijo...

Hoy estoy triste y lloro la muerte de Mario Benedetti. Me dio una tristeza difícil de explicar...
Autor de poesías tan lindas como "Te quiero", "Táctica y Estrategia", "No te salves", "Por qué cantamos" o "Ustedes y nosotros". Grandes clásicos de cualquier alma necesitada de poesía y de canciones.
Y hoy, curioseando como no puedo evitarlo cuando algo me interesa, descubrí "Currículum", con música de Serrat. Mañana la escuchamos, si queréis...
Y por si queréis conocer su obra, os dejo un link: www.sololiteratura.com/ben/obraenverso.html