martes, 5 de mayo de 2009

Actualizando que es gerundio

¡Hola! No me he olvidado del blog. Vaya si no me he olvidado... Estoy impartiendo un taller de blog a mis alumnos de la tarde. Me siento un poco ridículo. La media de edad es de 64 años y cuatro meses, pero todos son unos cracks, menos uno que me ha salido rana y se marchó el primer día a media sesión porque no se enteraba de nada. ¿Cuál era el apodo de Mr. T en 'El Equipo A'? Le llamaban M.A.: Mala Actitud (en la versión inglesa, B.A.: Bad Attitude).



El día que comencé a trabajar en las aulas, me dijeron que tenía que dar una clase de dos horas aquella misma tarde. Supongo que la actitud también depende del retorno que recibamos. Impartir una clase, para mí, es obligatorio: mi sueldo depende de ello. Recibir una clase, para un alumno de este proyecto, es optativo, porque es gratis. Pero me llama la atención que me salga alguien tan poco consistente, que el viernes acepte mis condiciones y el lunes aparezca apretando bien el culo y deje hundirse su autoestima porque va rezagado respecto a los demás.

En otro orden de cosas, he recibido una llamada de la técnico de la Agencia de Empleo de Vicálvaro, que me ha preguntado qué tal me iba. ¡Esto es, también, el retorno que uno espera de sus currículos y de sus impuestos!

18 comentarios:

Julieta dijo...

Hablando de retorno, quiero compartir algo con vosotr@s. Resulta que soy la mayor de tres hermanos. Una 3 años más chica que yo y otro que tiene 12 menos. Mi hermana está en un proceso de cambio en el trabajo (no cuento muchos detalles porque le recomendé que leyera el blog y no quiero molestarla publicando cosas que no son mías, sepan disculpar, aunque tendría mucho que contar sobre la resiliencia) y bueno, se pregunta si hizo bien en elegir lo que "eligió". Ayer chateábamos y me decía que no estaba muy motivada; y yo, en un rol total de hermana mayor, me puse a contarle lo importante de la motivación, de tener una actitud de querer aprender, que respalden esa buena actitud en el trabajo... Hice de Celia un ratito... y sentí que todo lo que le estaba diciendo a mi hermana le venía muy bien porque no se le había ocurrido. Y me di cuenta de que haberlo "sacado" un sábado a la mañana para consolar un poco a N. significaba que lo había interiorizado.
Espero que no sólo me sirva para dar consejos sino también para mi vida... De hecho, ahora estoy buscando razones para motivarme... Pero bueno, eso es ya otro cantar.
Celia, el otro día me diste las gracias. De nada, y muchas más gracias a ti...

la profe dijo...

Pues sí, lo que uno puede contar implica que uno lo ha interiorizado, aquello que no puede ser puesto en palabras no existe para la conciencia, lo que no significa que no exista, pero no para la conciencia.
Luego está lo de aplicarlo, eso es lo que llaman la transferibilidad del aprendizaje, ser capaz de aplicar lo aprendido en un contexto distinto al cual se aprendió, ahí es donde la mayoría de los aprendizajes fracasan, pero tú lo aplicaste en un contexto distinto, de tu rol de estudiante al de hermana mayor, hay buen pronóstico de transferibilidad.
Gracias por darme las gracias, es muy motivante Julieta

Slowla dijo...

Resiliencia o No



El título del artículo Capaces de Resistir y ganar, viene a retratar un tipo de persona muy demandada en el ámbito laboral actual, y más ampliamente a describir una actitud conveniente en unos tiempos de crisis y cambio.
Cuando se habla de profesionales resilientes y se utiliza una palabra o término referido originariamente en ingeniería a la capacidad de un material para recuperar su forma inicial, después de ser sometido a una presión que lo deforma, yo haría una puntualización y hasta me atrevería a discrepar con el autor. Las personas no son materiales y no solo no vuelven a su forma inicial, sino que están en continua evolución. En las ciencias sociales, el término tiene una aplicación diferente a la ingeniería, ya que el individuo que se sobrepone a las dificultades es, en definitiva un individuo que crece y que evoluciona. Por eso, creo que habría que buscar otro término nuevo o ya existente.
Los dos elementos que engloba el concepto de resiliencia son capacidad de protegerse y de reconstruirse, y estos dos elementos no son sino la evolución y la metamorfosis.
El título de patrón de yate de navegación por el cambio no se obtiene en ninguna universidad o escuela, se obtiene en el devenir de la vida, cuando tomamos las riendas o el timón en éste caso, de nuestra propia vida. Nos embarcamos en una nave que no siempre ha de tener una carta de navegación cerrada, sino abierta y flexible para navegar en un océano sujeto a circunstancias cambiantes. Estas influyen de forma definitiva en que nuestra nave atraque en un puerto o en otro.
Por otro lado, la capacidad de establecer y mantener vínculos afectivos personales y profesionales no es sino la sociabilidad del individuo, una de las cualidades que se tienen o no se tienen, pero de lo que no cabe ninguna duda es de que es una herramienta eficaz, no solo en el ámbito profesional sino el cualquier otro.
Como conclusión, creo que el saber hacer y el trabajar por cultivar las propias capacidades para ser capaces de hacer bien cualquier actividad, es la forma más eficaz de asegurarnos nuestra supervivencia, y el éxito llegará más tarde o más temprano.

la profe dijo...

pues sí que está dando de sí el texto...lo cierto es que lo que planteas sobre resiliencia versus evolución es muy interesante y me está dando que pensar...

Leonor de Aquitania dijo...

No quiero ser la típica que dice "pues yo también hice esto o lo otro...", pero es cierto que, al igual que tu, Julieta, he mostrado varias veces mi papel de hermana mayor intentando impulsar a mi hermana pequeña en el camino de la vida (que está más perdida que yo por otra parte). La verdad es que, y no es por echarme flores, soy buena dando esos consejos motivadores que a todos nos gusta oir de vez en cuando(mi hermana no es la primera que me lo dice), y a veces yo también echo de menos que alguien sepa o pueda motivarme. Este año está siendo un año de reflexión y de aprendizaje, de todo tipo de aprendizaje menos ese que en un principio nos hizo llegar hasta aquí.
Quizá por eso, por las mañanas intento levantarme con el pensamiento de que no hay nada en la vida que no contenga sus lecciones, y si estoy viva hoy, es que algo tengo que aprender.
De momento, esa es mi pequeña motivación.

Julieta dijo...

Qué lindo lo que dices, Leonor! El domingo, después de darle ese sermón a mi hermana) pensé "estoy desmotivada" y luego, qué feo era eso, tan radical. Y me acordé que la autoestima, y la motivación, son dimensionales!!! Bieeeen, porque pude pensar que no estoy desmotivada con todo, y que incluso con lo que más, hay aspectos que me siguen entusiasmando...
Así que mira si tenemos que aprender... Y mañana más!!

la profe dijo...

Vaya, como Assier se meta en el blog le va a dar urticaria ( que nos ponemos sentimentales), pues yo también he descubierto algo de mí misma hoy. Ya sabéis que tiendo a ser muy pesimista y además no hay nada que lleve peor que ponerme enferma, aunque sea una triste gripe. Cuando me hice el esguince, me agarré un cabreo como si fuese una gran desgracia y no es que sea una alegría, pero...en casa no me dejan levantarme para nada, me hacen la comida, me miman mucho y mis amigos amenazan con llevarme a las vistillas el fin de semana aunque sea en una silla plegable y luego os leo y...está bien esto de dejarse cuidar un ratito, tanto como profesora como como psicóloga, uno tiende a ponerse siempre en el rol del cuidador, menos mal que el blog sólo lo leen julieta y Leonor, porque si lo leyera alguno que yo me sé se iba a reir mucho, pero a veces cuando tengo que faltar a trabajar siento que es un drama, como si los TIOMs no pudiesen funcionar sin mí...lo sé es una tontería, pero yo lo siento, siento que no puedo perder ni una sola clase y eso es muy cansado. Estoy viendo el cielo a través de la ventana y, no parece que el mundo se vaya a terminar y me gusta ser la cuidada, por mi gente y por las cosas que leo aquí.

MUNCHAUSEN, ¿SIGUES VIVO?

Slowla dijo...

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA ELEGIR EL CURRÍCULO MÁS CONVENIENTE
A la hora de realizar un currículum, existen tres tipos de formatos.
El cronológico inverso es el utilizado habitualmente, y es conveniente para los casos en los que se cuente con una buena trayectoria profesional. En el caso de que existan períodos de inactividad, no es aconsejable. Consiste en reflejar el último trabajo en primer lugar. Es el más indicado cuando se busca un trabajo en el mismo sector, pero tiene el inconveniente de reflejar los cambios de empresa y la edad.

El segundo tipo de formato es el funcional. Consiste en realizarlo en base a las funciones realizadas a lo largo de la trayectoria profesional. Es el más conveniente en el caso de que se quiera dar un giro a la carrera profesional, se trate de alguien que ha sufrido muchos cambios y ha tenido períodos de desempleo. Tiene la ventaja de destacar las habilidades, por encima de la experiencia profesional.

El tercer tipo es el que utiliza las dos fórmulas anteriores, combinándolas.
Aunque es más difícil de escribir, tiene la ventaja de destacar las habilidades y la experiencia del candidato y ayuda a no pasar desapercibido al responsable de la selección. Se trata de mostrar claramente lo que se quiere hacer y pone de manifiesto las capacidades para desempeñar el puesto al que se opta. El inconveniente es que, hay que hacer uno diferente para ajustarlo a cada oferta a la que se opta.

Slowla dijo...

Julieta se siente desmotivada,Leonor de Aquitania se solidariza por su sentimiento de protección, la profe se siente cuidada y mimada, y Munchausen se siente ridículo. En definitiva, hablamos de sentimientos, de esos que tanto trabajo nos cuesta expresar.Es una buena idea la de compartir sentimientos y experiencias.
Por cierto, espero que tanto el traumatólogo como los tuyos hagan bien su trabajo y te ayuden a recuperarte lo más pronto posible profe.
Saludos cariñosísimos

la profe dijo...

Sé quién es Leonor, pero nunca pensé que Slowla fuera alumna mía, es tan emocionante!!! sí, me pongo buena en seguida.
A ver recapitulando tres tipos de CV:
cronológico: de lo primero que he hecho a lo último, no es recomendable a no ser que hayamos dejado una carrera profesional que queramos retomar, es decir que los primeros trabajos que tuvimos estén en relación a lo que optamos

cronológico inverso: de lo último que hemos hecho a lo primero, si no hemos tenido parones y nuestra carrera profesional es siempre en la misma linea es el más recomendable

Funcional: agrupamos la experiencia profesional por sectores, es conveniente cuando tenemos muchos parones o experiencias profesionales diferentes, facilita la lectura e incluso resalta nuestras habilidades

Independientemente del tipo de CV que hayamos utilizado hay que adaptar el Cv a cada oferta que nos interesa

¡que alegría, Slowla, una más y desconocida, trabaja hasta cuando yo no voy!!!!

Julieta dijo...

Comparto con la profe la grata sorpresa de saber que Slowla es del grupo!! Y me fijo en las personas a quienes les tocaba esta tarea y bueno, no lo sé... Qué intriga, y qué lindo lo que dice.
Bueno, seguimos...

Slowla dijo...

Sentimientos convertidos en palabras son los que se reflejan en lo que escribimos. Por la necesidad de expresarse, existe la comunicación escrita.La visita que hicimos a la imprenta artesanal del Ayuntamiento y al Archivo Regional de Madrid, nos recuerdan que el papel y los libros son el legado que nos queda y que se éste es guardado como oro en paño. Algunos expresamos mejor nuestros sentimientos con gestos o con palabras, otros prefieren hacerlo con la escritura, la música, la escultura, y tantas otras formas que no son sino meros canales de comunicación. Otra cosa es la forma. Ahora bien, si en lo que se quiere comunicar hay belleza, la comunicación se convierte en Arte.
Saludos cariñosísimos

Leonor de Aquitania dijo...

Estoy de acuerdo contigo Slowla... y agradecida de que estés de nuevo en el blog. El cuadrado que formábamos Celia, Julieta, el Barón y yo resultaba ya un poco aburrido. A ver si esto se empieza a animar y comienzan las aportaciones de verdad!! Aunque, sinceramente, no veo yo muchas ganas de comunicar ni de expresar ideas a nadie, y ya no te cuento de manifestar sentimientos.
En fin, ciertamente, algunos expresamos mejor nuestros sentimientos a través de la escritura. ¡¡Qué mejor forma puede haber de acariciar a la gente que con palabras!!

la profe dijo...

tanto como aburrido...aunque sí cuántos más mejor, y eso que el barón desde que trabaja mañana y tarde, está desaparecido.
Yo apuesto a que Slowla es el gallego, que dice que nanai pero en el fondo está deseando escribirnos, jeje

Slowla dijo...

Acariciar con palabras, bonita frase, Leonor.
Lo malo es que las palabras también pueden herir, y eso ocurre cuando los sentimientos no son limpios, cuando el campo de las emociones está sembrado de resentimientos, de ira, de rencor, de rabia.
Si alguien tiene alguna idea para que éste blog se anime, que lo diga alto y claro o que lo escriba. De momento, a mi no se me ocurre ninguna.
Salud

Leonor de Aquitania dijo...

...perdón, quizá tendría que haber cambiado la palabra aburrido por otra menos ...
Ni mucho menos quería darle un sentido negativo al asunto. Tal vez fue la única que se me ocurrió porque la que estaba verdaderamente aburrida en ese momento era yo.

Mira por donde hablando de las palabras...

Y hablando también de propuestas, yo no tengo ahora mismo ninguna en especial, pero a medida que esto avanza se van creando nuevas ideas con nuevos pensamientos. Feedback, que dicen los ingleses!!!
Salud a todos también!!

la profe dijo...

Yo le hice una propuesta a munchausen esta mañana, aunque tanto como animarlo...es sólo algo que quisiera publicar.
Seguro que se nos ocurre algo y si no, aquí estamos bien acompañadas.

Munchausen dijo...

No estoy muertoooo... :)